82.Gracias

82.Gracias

Presentación:

Como quien no quiere la cosa… crecemos, maduramos, evolucionamos, sufrimos cambios en nuestras vidas…

Y mientras tanto, al final del día, llegamos a nuestro hogar, aquel que se debe ir transformando y adaptando a cada una de nuestras etapas, para que nos haga de refugio, en todo momento.

Pero a veces, las situaciones nos sobrepasan, el corre corre, la falta de tiempo, de ideas, de visión global o de detalle. Y nuestra vivienda se va alejando, poco a poco, de nuestras necesidades, de nuestras inquietudes, de nosotros mismos.

Introducción:

En el podcast de Home Staging – marketing inmobiliario, se analizan todos aquellos ingredientes que bien combinados, contribuyen en la venta o alquiler de un hogar, de una forma más eficaz

Gracias

Hoy quiero darte las gracias.

Darte las gracias por enseñarme tu casa, por dejar que te acompañara en un proceso de venta o alquiler de los más importantes, si no el que más.

Porque cuando alguien empieza en esta profesión lo ve tan claro, tan evidente, que no se pone en la piel de quien está al otro lado.


Te dejo el inicio de algunos casos que pude narrar después, gracias a ti, porque me dejaste entrar.


“Déjame entrar” se llama una de mis películas favoritas.


Película sueca que tuve oportunidad de conocer en un festival de cine de Sitges hace ya algunos años.

Y tú caso te ha llevado a aprender que es el Home Staging como particular, porque antes no te habían hablado de él.

Pero la que más lecciones se ha llevado he sido yo.

En cada proyecto se me han ofrecido retos nuevos.

Porque la vida es un aprender diario.

Y me quedo con cada uno de ellos.

Y con la persona que hay detrás, de tu historia, porque tú cómo particular, confiaste y “me dejaste entrar”. Y la confianza se hizo mutua.

Gracias.


Capítulo 46. El piso tímido.

Un tímido piso que no vio la luz hasta 6 meses después de su puesta en venta.

Una vivienda que llevaba más de 5 meses a la venta.

El propietario había decidido bajar diez mil euros el precio de salida al mercado, imagino que la necesidad y las ganas de vender a veces aprietan.

Y además tras unos meses a la espera sin ver resultados, la angustia aumenta.

Recuerdo el primer momento en el que entré en la vivienda.

La vivienda me recordaba a un amigo tímido de la adolescencia que a veces se teñía el color de su pelo, para salir de su zona de confort y querer destacar.

Pero con el tiempo se dio cuenta que la mejor forma de hacerlo era ser el mismo, potenciando sus puntos fuertes en vez de hacer aquello que no iba para nada con su estilo y su forma de ser.

A esta casa le ocurría lo mismo, era algo tímida y lo que ella había mantenido no le hacía bien, ya que no dejaba ver más allá.

Aquel piso introvertido era una piedra preciosa a la que no habían pulido.

Capítulo 48. La venta sin exclusiva.

Imagina una casa en uno de los barrios menos chic de tu ciudad.

Además, es un 5 sin ascensor.

Durante algún tiempo fue una primera vivienda, hasta que el propietario pudo acceder a otra mejor.

Laura es una agente inmobiliaria que está empezando.

No conoce el Home Staging, pero tiene claro que algo deber hacérsele a esa casa para que sea menos llamativa.

Y pronto alguien le habla de lo qué es despersonalizar una vivienda.

Contacta con una Home Stager, le pide opinión y presupuesto.

El propietario es reacio a hacerse cargo, de hecho, no se convence ni de firmar la exclusiva con Laura.

Ella decide hacer un Home Staging exprés, sin comentarle a la Home Stager que la exclusiva no es suya.

Capítulo 51. Preguntas.

A lo largo de la vida te encuentras a gente muy especial.

Un Home Staging en el que firmo por qué se repitan las características del proceso tantas veces quiera.

Los dueños de la vivienda son personas amables, cercanas y hospitalarias donde las haya.

Todo han sido facilidades, pero descrito así parece poco, vivirlo siempre es mucho mejor.

Pues la máxima preocupación era que el futuro propietario se sintiera desilusionado, una vez viera la casa sin el Home Staging.

La casa a la que se le hizo la intervención es una construcción con más de cien años de vida, una fantástica vivienda de pueblo.

Capítulo 68. El piso valiente.

Me gusta atribuirles adjetivos de personalidad a las viviendas porque son pocas las que no tienen un carácter propio.

Las personas que han vivido en sus interiores dejan una clara historia en ellas, una o muchas.

Cualquier objeto que quede, cualquier roce en una pared, una línea marcada en una puerta, unas lámparas elegidas en un determinado momento, un color en unas paredes, cada uno de esos detalles son el inicio o el fin de pequeñas historias.

Es decir, un hogar se convierte en una caja de secretos, en un sitio que si pudiera hablar nos podría deleitar con esas bonitas vivencias ahí pasadas.

La casa de la que quiero hablarte empezó siendo la casa de la abuela y acabó convirtiéndose en un piso valiente.

Capítulo 70. Home Staging exprés reconvertido.

Te quiero hablar de cuando un cliente te da más de lo que tu ofreces.

Puede prepararse una vivienda habitada o una sin habitar, se trabaja muy distinto en cada una de ellas por las circunstancias obvias.

No es lo mismo adecuar un lugar en el que nadie vive, nadie duerme, ni ensucia, tampoco cocina, ni tan siquiera descansa…

Que un espacio sin personas, de las que no tienes que preocuparte en si vas a molestar sus hábitos mientras realizas tu intervención.

Pero también existe un medio camino entre ambas y ese el que encontré hace poco gracias a una clienta.

Cada vez son más las personas conscientes de que hay que mirar con otros ojos una casa que quiere venderse.

La visión ya no es la de un propio hogar, si no la de una venta que debe atraer de puertas afuera.

Capítulo 73. El ático fantasma.

Cuando una vivienda va bajando puestos en los portales inmobiliarios y pasando a las últimas páginas, pierde visibilidad y deja de tener vida.

La venta de la casa se vuelve casi fantasma.

Un ático en una ciudad costera, en una zona residencial bien parada.

Una finca de no más de 15 años, con buenos acabados y prestaciones muy apetecibles.

Gran terraza y un increíble solárium, además de una piscina comunitaria.

Cuando un piso lleva dos años a la venta es que algo está pasando, sin duda una de las variantes no se está cumpliendo.

Capítulo 78. El precio del alquiler turístico.

He tenido la suerte de hacer unos pequeños estilismos para unas viviendas de alquiler turístico en la zona.

Y no solo me han maravillado las vistas.

También me he quedado asombrada, en el buen sentido, por los propietarios.

Propietarios de tres apartamentos turísticos en primera línea de mar, en uno de los mejores pueblos de la costa.

En el primer momento me sentí como en casa.

En los inmuebles se notaba el cuidado de hasta el más mínimo detalle. 

Pero una vez empecé a charlar con aquella pareja tan encantadora aun noté más esas sensaciones en el ambiente.

Y como quien no quiere la cosa, hasta aquí el programa de hoy . Así que nos seguimos encontrando cada viernes, si vosotros lo deseáis, en este nuestro lugar.

Y si queréis aclarar cualquier duda o conocer mis servicios, podéis hacerlo en comoquiennoquierelacasa.com/contactar

Para gente sensible con los detalles y previsión de bienestar. 

*Música de dig.ccmixter.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la política de privacidad *

Información básica sobre la protección de datos
Responsable: Ana Pérez Salas Más información.
Finalidad: Moderar los comentarios. Más información.
Legitimación: Por tu consentimiento. Más información.
Destinatarias/os: Los datos se guardan en los servidores de CDMon, donde está alojado este sitio web. Más información.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos, así como otros que te explico en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite la supresión por parte de la persona interesada.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de tus datos personales en mi política de privacidad.