83.El piso visto y no visto

83.El piso visto y no visto

Presentación:

Como quien no quiere la cosa… crecemos, maduramos, evolucionamos, sufrimos cambios en nuestras vidas…

Y mientras tanto, al final del día, llegamos a nuestro hogar, aquel que se debe ir transformando y adaptando a cada una de nuestras etapas, para que nos haga de refugio, en todo momento.

Pero a veces, las situaciones nos sobrepasan, el corre corre, la falta de tiempo, de ideas, de visión global o de detalle. Y nuestra vivienda se va alejando, poco a poco, de nuestras necesidades, de nuestras inquietudes, de nosotros mismos.

Introducción:

En el podcast de Home Staging – marketing inmobiliario, se analizan todos aquellos ingredientes que bien combinados, contribuyen en la venta o alquiler de un hogar, de una forma más eficaz

El piso visto y no visto

Hoy es día resaca de reyes y de todas las fiestas e igual ya tienes ganas de un poco de vuelta a la rutina o igual no.

En cualquier caso, tienes un año por delante para afrontar nuevos proyectos.

¿Eres de las personas que planifican retos a principio de año?

¿Los acabas llevando a cabo?

¿Dónde vives?

¿Te ves viviendo allí dentro de 5?

El último trabajo que hice en 2021 no era de alguien que no se viera viviendo allí en un tiempo.

Más bien de una persona que compró un inmueble, lo reformo y lo puso a la venta.

Quien, al menos en los dos últimos diciembres así ha hecho esa misma operación.

Seguro que cuando conoces a alguien, valoras sus virtudes.

Virtudes tales como una buena organización y buen querer ofrecer.

Pues así fue mi cliente.

Una persona exigente que cuida hasta el más mínimo rincón.

Y tuve la suerte de ver aquella casa cuando estaba en una fase avanzada de la obra.

Sus paredes y sus suelos aún se encontraban desnudos.

No había muebles en la cocina aún ni sanitarios en los baños.

Las puertas todavía no estaban instaladas.

Y mientras me la enseñaba me iba definiendo con sus palabras qué colores y materiales había escogido.

Los industriales trabajaban con cuidado y el propietario revisaba hasta el más mínimo detalle.

Se apreciaba que no quería entregar al mercado un producto inacabado o en mal estado.

Quiso presentar a los demás, un piso nuevo con todo a punto.

Hay personas que saben que la mejor forma es ofreciendo valor y llevándolo a cabo.

Mientras me relató cada una de las estancias con sus acabados, me fui imaginando esa última capa de piel que faltaba.

Es asombroso como algo tan basto como un ladrillo sin rebozar, un suelo sin vestir, acabado de una forma tan opuesta.

Puede ser el esqueleto de aquel posterior refugio del que después uno no quiere salir por lo a gusto que se encuentra.

El dueño utiliza tonos cálidos en el pavimento.

Las paredes lisas, con un yeso dado por profesionales y una buena capa de pintura.

Blancos en paredes, en Home Staging uno de los lienzos perfectos.

En baños y cocina colores neutros, grises y blancos limpios.

Los espacios exteriores están revisados para que se vean limpios y amplios, con toque verde en el pavimento, el cual apetece ser pisado sin zapatos.

Las juntas bien acabadas.

Todo a punto para realizar las últimas intervenciones.

Ha pasado poco más de un mes de aquella primera presentación.

Ya tengo las llaves del lugar.

Y con el previo diseño ya estudiado y adquirido en algunas notas necesarias.

Ahora almacenado de forma efímera en el transporte.

Aparco y abro el portal.

Cojo el ascensor y subo hasta la vivienda.

Y cuando entras por primera vez esa sensación es tan agradable.

Da gusto saber que te vas a encontrar un bonito producto para un tercero.

Alguien que no se conforma con lo de siempre.

Está claro que una persona que compra rehabilita y vende, quiere ganarse un dinero.

Pero existen muchas de hacerlo.

Y aquí existe la ilusión.

La ilusión de dar un nuevo hogar recién acabado y muy bien trabajado.

No puedo evitar proceder con el siguiente ritual.

Entrar y empezar a subir todas las persianas de cada una de las habitaciones.

Hasta llegar al final, donde una cocina y comedor en concepto abierto son las zonas más amplias de esos metros.

Así se quedará mientras prosigue el proceso.

No se trata solo de que entre la luz y ver por dónde o cuándo captar posteriormente esas mejores fotografías.

También hay una parte de presentaciones y conocimiento con esas paredes.

Saber sus puntos fuertes, las vibraciones que uno siente.

Y que puede transmitir al lector de su futuro anuncio, para que lo vivan y puedan imaginarse habitándolo.

Será un trabajo simultáneo mientras llega la parte en la que más disfruto.

Después de descargar todo el material y subirlo a la vivienda.

Empiezo a repartirlo por cada una de las estancias.

La luz artificial se instala allí donde sea necesario.

La caja de herramientas no puede faltar.

Ya que algunos de los muebles requieren de montaje.

Y empieza la función:

Sofá de tres plazas y muebles de televisión de cartón.

Mesa de comedor y sillas.

Camas hinchables y simuladores de armarios.

Mesitas de noches y demás auxiliares.

El esqueleto del Home Staging ya está listo.

Ahora la primera piel, tal cual se hizo la obra:

Nórdicos y sus rellenos.

Fundas de sofás y mantas.

Alfombras que arropan ese estupendo pavimento.

Luces de ambiente.

Y seguimos con la última capa:

Plantas artificiales.

Complementos de baño.

De cocina.

Láminas y espejos a modo de cabeceros.

Jarrones y flores.

Velas.

Un libro.

Unos bombones.

Complementos a modo de ropa en perchas.

Terraza para ser disfrutada con escenas que inviten a vivirla.

Y voila!

En breves días ya está todo listo para que ser fotografiado.

El dueño ha mencionado su última operación y ya tiene tres posibles compradores.

El mismo día de entrega de fotografías, ya tiene visitas.

Por la tarde noche me dan la buena noticia.

¡La vivienda ya tiene dueño!

Ha sido el piso visto y no visto.

Ya puede ser disfrutado.

Ha sido un proyecto completo en todos los sentidos.

Estoy recogiendo y tengo el gusto de conocer al padre del futuro propietario.

Está contento, la sensación de haber adquirido un nuevo hogar, aun la recuerdo.

Y ya está pensando en que muebles irán en como los van a montar, pero esta vez no será de forma efímera.

Esta vez, el montaje no sólo se verá si no que también se va a utilizar. Va a nutrir de esos rincones, haciéndolos de nuevo la segunda piel, esta vez de quien los va a habitar.


Y como quien no quiere la cosa, hasta aquí el programa de hoy . Así que nos seguimos encontrando cada viernes, si vosotros lo deseáis, en este nuestro lugar.

Y si queréis aclarar cualquier duda o conocer mis servicios, podéis hacerlo en comoquiennoquierelacasa.com/contactar

Para gente sensible con los detalles y previsión de bienestar. 

*Música de dig.ccmixter.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la política de privacidad *

Información básica sobre la protección de datos
Responsable: Ana Pérez Salas Más información.
Finalidad: Moderar los comentarios. Más información.
Legitimación: Por tu consentimiento. Más información.
Destinatarias/os: Los datos se guardan en los servidores de CDMon, donde está alojado este sitio web. Más información.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos, así como otros que te explico en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite la supresión por parte de la persona interesada.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de tus datos personales en mi política de privacidad.