Como quien no quiere la casa

INTERIORISMO SALÓN TORREDEMBARRA (TARRAGONA)

El estudio de interiorismo realizado en este salón fue un reto interesante. El piso está ubicado en el centro de Torredembarra, una construcción de los años sesenta que imitaba las sensaciones y formas de un edificio modernista.

El edificio donde se encuentra la vivienda es esquinero, la fachada se realizó en forma semicircular. Y el interior del salón se resolvió de forma poligonal. Toda la parte de fachada del salón está repleta de ventanas, además los techos son más altos de lo estándar y permiten grandes entradas de luz, por donde penetran los azules del cielo y los dorados del sol.

El diseño de interiores de este salón consistió en darle un aire renovado al mobiliario existente e integrarlo con el que faltaba. Además, se trataba de adaptar un mobiliario que no se ha elegido para una nueva familia. Estos muebles que ya se encontraban en la vivienda tenían mucha personalidad por lo que se buscó reintegrarlos con el nuevo mobiliario. Los complementos, los detalles y la nueva iluminación tenían que ser el hilo conductor de todo el conjunto.

Lo primero fue la búsqueda de como transformar sus formas en funcionales y encontrar una unión entre el interior y el exterior, ya que las vistas proporcionaban ese juego. De ahí la utilización de tonalidades azules en sofá y mesa de comedor, además de un color dorado tanto en detalles de muebles como en la nueva decoración. Todo ello, sin perder de vista la calidez que daban las maderas que ya se encontraban en su interior.

La zona de salón, quería ser un lugar donde pudieran existir largas estancias, pero su diseño original posiblemente se realizó para que fuera un salón de recepción. El proyecto de interiorismo del salón pedía buscar la máxima confortabilidad posible pero las formas eran complejas y conseguir las distancias mínimas de circulación fue todo un desafío.

ANTERIOR                                 SIGUIENTE