PODCAST HOME STAGING

12.Marie Kondo

12.Marie Kondo

Presentación:

Como quien no quiere la cosa… crecemos, maduramos, evolucionamos, sufrimos cambios en nuestras vidas…

Y mientras tanto, al final del día, llegamos a nuestro hogar, aquel que se debe ir transformando y adaptando a cada una de nuestras etapas, para que nos haga de refugio, en todo momento.

Pero a veces, las situaciones nos sobrepasan, el corre corre, la falta de tiempo, de ideas, de visión global o de detalle. Y nuestra vivienda se va alejando, poco a poco, de nuestras necesidades, de nuestras inquietudes, de nosotros mismos.

Introducción:

En el podcast de Home Staging – marketing inmobiliario, se analizan todos aquellos ingredientes que bien combinados, contribuyen en la venta o alquiler de un hogar, de una forma más eficaz

Marie Kondo

Hoy quiero hablarte de Marie Kondo. Sí, este sigue siendo un podcast de Home Staging, ni he cambiado de temática, ni te has equivocado. Pero créeme que todo puede estar muy relacionado.

Pocas personas no saben quién es Marie Kondo, pero por si tú eres una de ellas, te puedo hacer una pequeña introducción:

La gurú del orden es una mujer japonesa de 35 años, madre de dos niñas pequeñas y empresaria, creadora del método KonMari.

Marie, desde bien pequeña, leía revistas de decoración de su madre y analizaba la forma más adecuada de organizar todos los elementos que existían en el interior del hogar. El análisis sobre la organización se convirtió en casi una obsesión para encontrar el mejor método.

Kondo iba experimentado en su propia casa, primero en su habitación y después por todas las estancias de su familia.

Marie Kondo realizaba diferentes formas de solucionar el desorden, pero no conseguía dar con el resultado óptimo. No sólo probó con guardar, si no que empezó a deshacerse de todo aquello que no veía necesario. Pero aún así seguía notando que algo no estaba bien, con el tiempo volvía a formarse lo que ella consideraba caos.

Después de mucho trabajo, por fin llega un día en el que Marie halla el orden perfecto, aquel que no dura sólo una pequeña temporada. Ha logrado su método: el método KonMari.

A los 19 años Marie empieza a realizar consultorías.

Y entonces la gurú escribe “la magia del orden”, para hacer público su sistema y poder llegar a todas las personas que lo necesiten. La magia del orden describe el método KonMari y se traduce a infinidad de idiomas.

Antes de empezar visualiza como quieres vivir:

Ir visualizando como quieres que permanezca tu hogar, tanto en objetos personales como en mobiliario y estilo de vida ideal, es la primera herramienta que menciona Marie.

Primero hay que desechar y todo de una vez:

Con los años se tiende a acumular todo tipo de enseres en nuestras casas. El que nuestros hogares estén previstos de más objetos de los que realmente necesitamos o usamos tiene varias consecuencias. Una de esas consecuencias es la dificultad de mantener un orden.

Saca todo de tus armarios y valora cada una de tus pertenencias: si lo usas, si lo necesitas y sobretodo si te hace feliz. Puede sonar extraño asignar una sensación a un objeto, pero cuando te deshaces de aquello que tienes porque fue un regalo pero que nunca te gustó, o de lo que te sabe mal deshacerte porque está nuevo, pero puede que lleve años dentro de un embalaje, empiezas a ver tus pertenencias de forma distinta.

Una categoría y a la vez:

Uno de los errores más comunes que cometemos es el de ir organizando habitación por habitación. Marie Kondo te recomienda hacerlo por categorías. Por ejemplo, reúne todas las chaquetas que puedan estar esparcidas por diferentes armarios de tu casa. Lo mismo en el caso de fotografías, papeles, bisutería, etc.

Y Kondo te lo pone fácil ya que te enumera el orden en cuanto a categorías:

Primero empieza por la ropa, ya que es lo que menos cuesta:

Te dice que pongas en el suelo cada una de tus prendas, las de toda tu vivienda, como te comentaba antes.

Es un gran impacto cuando compruebas que la montaña de ropa es bastante grande y que no te pones muchas de las prendas que tienes.

Selecciona una a una cada prenda en función de si te hace feliz tenerla. Cuando tengas dudas, probártela es una buena herramienta también.

Una vez te hayas quedado con la ropa que de verdad quieres tener, sepárala por tipo: pantalones, camisetas, faldas, chaquetas, calcetines, ropa interior, etc.

Y aprende a guardar todo aquello que permita ser doblado en formato vertical (existen muchos vídeos en Youtube de cómo hacerlo).

Cuando abras tu cómoda, cajones y armarios, visualizarás en un momento todo. Y puede que ahora dispongas de sitio para que entren nuevas prendas.

En segundo lugar, ponte con los libros:

Recopila todos los libros que tengas en casa, en un único lugar.

Si tienes muchos existe la posibilidad de hacer unos subgrupos:

  • Generales (libros que lees por afición)
  • Prácticos (libros de consulta, de recetas)
  • Visuales (de fotografía, de diseño)
  • Revistas

Piensa en aquellos libros no leídos, para Marie Kondo los libros que “algún día leerás” significa “nunca”. Igual compraste libros en una determinada época y aquella temática iba con el momento en el que vivías, pero ahora todo ha cambiado y ya no vas a leerlos. O te sabe mal porque te los regalaron.

En mi caso, yo intento que los libros corran, cuando es una lectura que sé que no voy a repetir ni a consultar más, los llevo a tiendas de segunda mano, los cedo a quienes les pueda interesar o los acerco a puntos de intercambio de libros. Me gusta saber que no se han publicado para un solo uso.

En tercer lugar, los papeles:

Marie es muy drástica y empieza el apartado de los papeles diciendo “desecha todos”.

Desecha todos menos:

  • Papeles actualmente en uso.
  • Requeridos por un periodo limitado.
  • Y papeles que hay que conservar indefinidamente.

Los papeles que tengan valor sentimental no están incluidos en la categoría de papeles.

Deshazte del material de estudio que no has vuelto a mirar desde que acabaste.

Comprueba los extractos de tarjeta de crédito y después podrás eliminarlos, además siempre puedes consultarlos en internet.

Las instrucciones de electrodomésticos también pueden consultarse en internet, no es necesario que ocupen lugar.

En cuarto punto, “komono”:

Los “komono” son artículos de complicada clasificación, lo que vendría a ser una miscelánea en castellano.

Artículos varios 1:

  • CD y DVD.
  • Productos para el cuidado de la piel.
  • Objetos de valor (pasaportes, tarjetas de crédito, etcétera).
  • Aparatos eléctricos y electrónicos.
  • Artículos para el hogar (costureros, materiales de papelería).
  • Provisiones domésticas (medicamentos, detergentes, pañuelos).
  • Artículos de cocina/alimentos.
  • Otros

Artículos varios 2:

  • Cajas de teléfonos.
  • Botones sueltos.
  • Cajas de electrodomésticos.
  • Electrodomésticos estropeados.
  • La cama para el invitado que nunca viene.
  • Muestras de cosméticos.
  • Productos de salud.
  • Caprichos de regalo.

Y, en quinto lugar, los objetos sentimentales:

Lo más difícil de desechar se queda para el final. Con lo demás te has ido entrenando y ahora te resultará más fácil retirar aquello que no es útil, pero que te recuerda a un momento vivido a una persona determinada.

Una vez hayas dejado lo esencial debes darle un lugar, siempre el mismo y por categorías, compartimenta los espacios para que el orden se mantenga en todo momento.

Olvida apilar y almacena de forma vertical, así puedes visualizar mejor tus pertenencias y coger una de ellas, no hará que las demás se desmoronen.

Y en cuanto a bolsos y maletas, lo mejor es todas las más pequeñas dentro de una de mayores dimensiones.

Marie Kondo te da más consejos, para obtener un orden equilibrado diario, como mantener despejado el fregadero y la bañera.

Quita en cuanto antes las etiquetas y envoltorios de ropa nueva.

Y aprecia tus posesiones.

“La magia del orden” te acaba explicando que una vez han realizado el método KonMari son muchas las personas que han evolucionado en su vida. Al tener una casa ordenada, su mente también se ordena.

Y Kondo te narra que estar rodeado de aquellas cosas que te dan alegría, te hace feliz.

Conclusión:

En Home Staging se busca ofrecer lo justo y necesario para hacer una vivienda atractiva.

En el caso de una casa vacía se amuebla con lo indispensable. Las vestimentas, la iluminación, los detalles y complementos hacen el resto.

Pero cuando se trata de una vivienda en la que se vive. Si como propietario has aplicado el método, que tu casa guste a otra persona, será mucho más fácil. El orden que se ve se aprecia y el que no se ve se percibe.

Piensa también como propietario, en tus futuras mudanzas ¿de verdad quieres volver a pasear aquellos objetos que no te hacen feliz?

Empieza tu nuevo hogar de una mejor forma, con menos gasto de embalajes y cajas que desempaquetar, donde todo tenga su sitio y su lugar.

Marie Kondo aplica el “menos es más” y cuánta razón tiene.

Y como quien no quiere la cosa, hasta aquí el programa de hoy . Así que nos seguimos encontrando cada viernes, si vosotros lo deseáis, en este nuestro lugar dónde podéis dejad vuestros me gusta en Ivoox y valoraciones de 5 estrellas en itunes, para ayudarme a llegar a más gente.

Y si queréis aclarar cualquier duda o conocer mis servicios, podéis hacerlo en comoquiennoquierelacasa.com/contactar

Para gente sensible con los detalles y previsión de bienestar. 

*Música de dig.ccmixter.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad *

Información básica sobre la protección de datos
Responsable: Ana Pérez Salas Más información.
Finalidad: Moderar los comentarios. Más información.
Legitimación: Por tu consentimiento. Más información.
Destinatarias/os: Los datos se guardan en los servidores de CDMon, donde está alojado este sitio web. Más información.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos, así como otros que te explico en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite la supresión por parte de la persona interesada.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de tus datos personales en mi política de privacidad.