PODCAST HOME STAGING

24.Home Staging en viviendas sin muebles

24.Home Staging en viviendas sin muebles

Presentación:

Como quien no quiere la cosa… crecemos, maduramos, evolucionamos, sufrimos cambios en nuestras vidas…

Y mientras tanto, al final del día, llegamos a nuestro hogar, aquel que se debe ir transformando y adaptando a cada una de nuestras etapas, para que nos haga de refugio, en todo momento.

Pero a veces, las situaciones nos sobrepasan, el corre corre, la falta de tiempo, de ideas, de visión global o de detalle. Y nuestra vivienda se va alejando, poco a poco, de nuestras necesidades, de nuestras inquietudes, de nosotros mismos.

Introducción:

En el podcast de Home Staging – marketing inmobiliario, se analizan todos aquellos ingredientes que bien combinados, contribuyen en la venta o alquiler de un hogar, de una forma más eficaz

Viviendas sin muebles

Hoy te quiero hablar de las viviendas sin muebles.

Has crecido, madurado y evolucionado.

Tu vivienda cumplió su función todos los años que la has habitado. Pero ahora puedes aspirar a una más grande, ya que sois cuatro y queréis dos habitaciones más.

Necesitas un despacho y más espacio.

Si sí, ya imagino, te gusta todo el interior de tu casa.

La cosa no te ha ido mal y has podido hacerla entera a tu gusto, acorde con el momento en el que vives.

Fuiste comprando unos muebles atemporales que te quedan que ni pintados.

Y claro, no quieres desprenderte de tu mobiliario, además, te encaja perfectamente por medidas en la nueva casa.

No lo tenías claro, de hecho, te costó decidirte a comprarlo.

Al final te hiciste un plano y gastaste unas horas en comprobarlo.

Te vas a llevar todo a tu nuevo hogar.

Han pasado unas semanas, ya estás instalado y tranquilo después de las mudanzas.

Ahora ya es momento de vender tu antigua casa. Has decidido vender tu vivienda sin muebles, claro.

Estás convencido de su precio, pero no contabas con que el tasador fuera a pensar distinto a ti.

Claro, para ti ese hogar tiene mucho valor, pero con los años la pintura ya no se mantiene igual y ahora que has despoblado todo su interior, se ven roces en las paredes, lugares más sucios o con más oscuridad. Para las viviendas sin muebles, todo parece distinto.

¿Al final no reparaste el pomo de aquella puerta?

Uy ahora también se aprecia más.

¿verdad?

Tú también te has dado cuenta, pero no quieres molestarte más.

¿Te parece más pequeño?

Pues mira, es tu casa y la conoces, pero sin muebles ya no es la misma ¿Cierto?

Imagina los que vengan a verla, no tienen ningún tipo de referencia ni recuerdo. ¿Cómo la van a estimar?

Bueno, seguro que valorarán la ubicación, la comunidad, la altura y su distribución.

Pasan los días, las semanas, los meses, … Y en muchas de las visitas sucede lo mismo, no lo ven claro, es más, comentan los desperfectos, más que sus cualidades.

Empiezas a estar desesperado, por suerte, tu trabajo te permite seguir pagando dos aguas, dos luces, dos comunidades, dos contribuciones…dos de todo.

Pero la verdad es que no contabas con ello durante tanto tiempo.

Incluso, el dinero del piso lo querías destinar a aquello que se está empezando a retrasar por la venta que no llega.

Tu ilusión se está perdiendo y tu impaciencia crece.

Tienes un fiel amigo que muchas veces ha sabido darte sabios consejos.

Le explicas lo que te pasa, le cuentas que vienen a ver tu casa, pero que no paran de fijarse en un pequeño desconchón que hay en la pared.

Estás tan ofuscado que no lo ves, pero tu amigo rápido te da la solución “¿y por qué no pintas el piso?” te dice.

Se te hace un mundo, pero después recapacitas, la verdad es que te estabas planteando hacer una rebaja de diez mil euros, así que, si inviertes un mínimo tanto por ciento en pintar, la vas a evitar.

Han pasado algunos días y ahora ya está pintada y arreglada, se ve nueva, el pomo aquel de la puerta, uff, ahora sí que destaca.

Venga va, lo decides arreglar, que es un momento.

Las visitas siguen viniendo y ya no encuentran pegas en las paredes, todo está como nuevo, pero aquellos que parecen algo convencidos, no llaman nunca.

Y los demás siguen con los mismos comentarios:

“¿Cabe aquí nuestro armario?, ¿el salón es muy pequeño?”

Empiezas a estar desesperado, ya no se sabes que hacer.

Al final acabas bajando el precio, no diez mil, sino quince mil euros, porque estás tan harto y lo que quieres es sacártelo ya.

Aún así las visitas bajan.

Pero entonces un día lees un artículo en LinkedIn. Una compañera de trabajo lo ha recomendado en su perfil.

“Home Staging en viviendas vacías” -Se llama.

Entonces empiezas a entender. La falta de capacidad espacial de muchos seres humanos.

Y te acuerdas además de cuando compraste tu segundo piso, tenía vida cuando lo viste, pero te costó al verlo después vacío.

Entonces la necesidad de tener muebles para encontrar referencias de proporción.

Pero que no todo mueble vale.

Porque los gustos son tan extensos que lo suyo es que sean muy neutros.

Asimismo, ves que no es poner unos muebles y ya.

Ellos están acompañados de luz natural en sus fotografías, o en su defecto, buena luz artificial.

Y las telas y la decoración son las costuras que recorren ese decorado que se ha preparado.

Y las fotos, nada que ver a las que hiciste con tu móvil y mira que eres un buen fotógrafo, pero no experto.

“Home Staging, la técnica de marketing inmobiliario que te ayuda a vender antes y al mejor precio”.

“Que interesante” te dices.

Entonces te viene un flash de los pisos piloto.

“Claro” te dices, en las nuevas construcciones, ya se prepara una de las viviendas, para que la gente tenga más garantías y mejores relaciones con ellas.

Empiezas a indagar en tu ciudad y resulta que encuentras Home Stager cerca, miras su Instagram y te pones a ver sus trabajos.

Te sorprendes de los antes y después, y no solo eso, existen publicaciones que se repiten, las mismas fotos con la palabra “vendido” sobre ellas.

Al final lo llamas.

Quedáis en tu antigua casa y te habla del mobiliario real y del de cartón.

Te explica las posibilidades que tienen tu antiguo lugar.

Como lo has mantenido limpio y ahora pintado. El Home Stager solo tiene que hacer el montaje.

Te asombras de la velocidad.

En menos de una semana, montaje, fotografías y en su caso un buen plano.

Recuerdas lo bien que te fue tener el tuyo propio para orientarte y lo agradeces.

Y cuando ves tu casa, te sientes bien, ahora entiendes que no era pensar en vender, si no en un mejor ofrecer, ir un poco más allá y ponerte en la piel de quien te compra.

Vuelves a tasar y no te lo puedes creer, no solo superas los quince mil euros que decidiste desestimar, te la valorar por algo más de su precio inicial.

En menos de dos semanas has multiplicado las visitas y antes del mes ya estás firmando en la notaría.

No te lo puedes creer, pero ha pasado.

Tu ilusión vuelve.

Y ahora destinas ese dinero a lo que tenías pensado.

Que felicidad, pero, sobre todo, que descanso.

Y como quien no quiere la cosa, hasta aquí el programa de hoy . Así que nos seguimos encontrando cada viernes, si vosotros lo deseáis, en este nuestro lugar dónde podéis dejad vuestros me gusta en Ivoox y valoraciones de 5 estrellas en itunes, para ayudarme a llegar a más gente.

Y si queréis aclarar cualquier duda o conocer mis servicios, podéis hacerlo en comoquiennoquierelacasa.com/contactar

Para gente sensible con los detalles y previsión de bienestar. 

*Música de dig.ccmixter.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad *

Información básica sobre la protección de datos
Responsable: Ana Pérez Salas Más información.
Finalidad: Moderar los comentarios. Más información.
Legitimación: Por tu consentimiento. Más información.
Destinatarias/os: Los datos se guardan en los servidores de CDMon, donde está alojado este sitio web. Más información.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos, así como otros que te explico en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite la supresión por parte de la persona interesada.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de tus datos personales en mi política de privacidad.